M

10 opciones para recargar pila si eres recién mamá

Ser mama primeriza es de lo más maravilloso que puede pasarnos. Tener a un bebe recién llegado en casa estoy segura, es igual de increíble para ti que para mí. Pero seamos honestas, es cansadísimo.

 

Yo estaba exhausta casi 24/7 y eso me hacía sentir mal a veces, sentía que no le dedicaba todo el tiempo que quería a mi bebe o me sentía culpable cuando quería un break de todo.

Si tú también has sentido el cansancio extremo que es ser mamá, te paso estos tips para que recargues pila y puedas dar lo mejor de ti.

 

  • Deja que te pegue el sol. Es muy importante y es algo que puedes hacer con tu bebé si lo tienes cubierto o en una carriola con una sábana para que no le pegue directo. Esto es importante porque el sol reiniciará tu reloj interno de día y minimizará las ganas de esa siesta que quieres tomarte.
  • Come inteligentemente. Por ejemplo, come un desayuno con proteínas y carbohidratos buenos, como un huevo y un pan tostado. A lo largo del día, puedes comer tentempiés proteínicos, como queso, yogur, fruta, etc. Algunas otras comidas recomendadas puede ser pollo a la parrilla y vegetales, con un pan pita blanco entero. No abuses. Lo que me lleva a mi siguiente punto.
  • No empieces una dieta. Sí, el bebe ya llegó y sé que no quieres seguir usando la ropa de maternidad. Te entiendo, pero en estos momentos, es crucial que tu cuerpo esté recibiendo la comida que necesita. Si no lo hace, es muy posible que te descompenses.
  • Mantente activa. Y me refiero a un poquito de ejercicio. Después de la recuperación del parto, ejercicios leves como caminar o yoga básico te ayudarán a sentirte más llena de energía a lo largo del día.
  • Mantente hidratada. Esto puede hacerte sentir muy cansada, es importante estar tomando líquidos a lo largo del día. Y lo mejor de todo… Las bebidas cafeinadas ya están de regreso en el menú 😛 ¡pero no dependas de ellas!
  • Una powernap. O dormir una siesta, te ayudará a recargar la energía que necesitas y aclarar tu mente. Ahora, esto viene con una pequeña estrategia 😉 Siempre y cuando sean personas de extrema confianza (como tu mamá o algún familiar supercercano) puedes pedirles, cuando vayan a visitarte, si pueden cuidar a tu bebé por unos momentos mientras te duermes un momento. Ahorita, a ellos todavía les encanta cuidar a tu bebé.

Estas son nuestras mejores recomendaciones para recargar esa energía que tanto necesitamos 🙂

DEJA UN COMENTARIO

0