M

Acaba con la guerra del cambio de pañal

Ya habíamos hablado de este tema antes en una de nuestras últimas publicaciones.

 

Y creo que es importante expandir un poco esta situación porque todavía queda mucho que decir o recomendar.

 

A mí me pasó hoy en la mañana. Me desperté y mi nena estaba muy inquieta. Me di cuenta que se había hecho pipi y se había mojado toda. Pobrecita.

 

Pero cuando la trataba de cambiar, ella estaba muy alterada porque lo único que quería era pegarse a mí para comer. Y ahí es donde empezó el batallar porque primero necesitaba cambiarle la ropita y el pañal mojado.

 

Seguí mis propios consejos y me ayudaron bastante ¡pero también me di cuenta de algo que no compartimos en la publicación!

 

Mantuve la calma, respiré profundo y comencé a hablarle.

 

Le dije cosas como “aquí estoy mi amor”, “tranquilita, solo te voy a cambiar esa ropa mojada para que estés más cómoda y ahorita comemos”.

 

Comenzar un juego, así como así puede ser un poco difícil y ella sí se tranquilizó un poco, pero claramente aún estaba enojada.

 

Ella estaba acostada, tratando de moverse y yo estaba tratando de cambiarla el pañalito, hablándole y tratando de calmarla.

 

Y bueno como se estaba empezando a enojar mucho otra vez, hice algo por instinto que creo que es muy importante mencionar aquí, porque fue la solución.

 

Agarré una sonajita que le gusta que estaba ahí al lado y se la di. ¡Santo remedio!

 

¿Cuál es el mega descubrimiento? Muy simple. A veces creo que olvidamos que nuestros bebés (dependiendo de la edad) muy difícilmente retienen un enojo como nosotros.

 

¡Y! El mundo es un lugar completamente nuevo por descubrir, lo que significa que su atención es muy fácil de obtener. No por nada otra de las mejores recomendaciones que vas a encontrar es que, lo mejor a esta edad es NO regañarlos, no entienden que está bien o mal, pero lo que si podemos hacer es DISTRAERLOS 🙂

 

Es una cosa muy simple, pero en ESOS momentos de estrés, a mí si se me olvida a veces y cuando me acuerdo siempre me sorprendo de lo fácil que era la solución y yo intentando mil cosas.

Las mejores soluciones para cualquier situación con nuestros bebés, no necesariamente serán cosas específicas, aunque algunas si ayudan, entenderlos siempre será la mejor estrategia 🙂

DEJA UN COMENTARIO

0