M

¿Cómo destetar a mi bebé?

El destetar a nuestro bebé, es un proceso complicado porque es uno muy personal.

 

No hay verdaderamente un “cómo” hacerlo correctamente. Como todos los bebes son una personita en específico, responden distinto ante esta situación.

 

Pero entonces ¿qué si podemos decirte de esto?

 

Algo que tienes que saber, es que la primer papilla que le das, es el inicio del destete. Más o menos, si dejas seguir el curso natural, podemos decirte que puede tomar entre 1 y medio o 3 años.

 

Muchos expertos recomiendan el no ofrecer y no negar para realizarlo de forma exitosa. Esto es, no le ofrezcas pecho mientras no lo pida, pero cuando lo haga no se lo niegues.

 

Acuérdate que la lactancia no es solo alimento para tu bebé, es también un momento íntimo, de seguridad, consuelo y quitárselo de golpe sólo hará que tu bebé se frustre y llore mucho, lo que ocasionará que muy seguramente te lo pida con más ganas.

 

Muchas veces darle pecho a tu bebé es algo emocional y lo bueno (pero no sencillo) es que, cuando puedas identificar que no es por hambre, puedes intentar distraerlo. Algo que a mí me ha resultado es ponerle música, cargarlo y jugar con él.

 

Depende de qué organización prefieras, el proceso de destete se recomienda hasta después del primer año como mínimo, aunque se recomienda que se siga hasta el segundo año.

 

No caigas en mitos como dejar de pasar tiempo con tu hij@. Si tiene meses, lo mejor es estar con él o ella el mayor tiempo posible. No le digas que “no”, no vas a traumarlo, pero puede resentirlo emocionalmente. No te pongas algo que altere el sabor en tus pechos (es increíble que tenga que escribir esto, pero sí, aún hoy en día he escuchado que alguien se pone algo picante en el pezón para que el bebé rechace el pecho). 🙁

 

Otro consejo para lograr el destete, es saltarse una toma. Si es su hora de tomar, dale un vaso de leche, intenta con papillas o si ya es mayor de 6 meses, puedes darle alimentos sólidos.

 

Acórtale el tiempo de cada toma que identifiques como de afecto y no alimento. Aquí lo mejor para desprenderlo es distraerlo. Igualmente, si ves que se queda con hambre, dale algo saludable para comer después.

 

En resumen, paciencia, es un proceso GRADUAL donde tus esfuerzos tienen que ser constantes y con cuidado por el bien de todos.

DEJA UN COMENTARIO

0