M

Higiene dental durante el embarazo.

Todos los cambios emocionales y físicos durante este periodo afectan nuestros dientes.

Desde sangrado, caries o inflamación de las encías.

 

Esto se debe al incremento en los niveles de estrógeno y progesterona. Esto causa que el PH de la boca cambie, haciéndola un lugar maravilloso para la multiplicación de bacterias que normalmente no están presentes.

 

Las mujeres embarazadas han notado que son más propensas a tener caries. Esto se debe a dos factores. El primero es la alimentación. Durante este tiempo es más probable que comas más cosas dulces que de costumbre.

La segunda es el vómito. Si te da mucho, el jugo gástrico que pasa por tu boca ataca tus dientes debilitándolos.

 

La gingivitis, por otro lado, se da más frecuentemente entre los meses 3 y 4, cuando los cambios hormonales se vuelven más intensos y se forman las placas bacteriales. Estas atacan las encías que están más sensibles. Se hinchan y seguramente sangren al cepillarte los dientes.

 

Por estas y otras razones te recomendamos lavar los dientes, al menos 2 veces al día, especialmente en la mañana y en la noche. Hazlo suavemente con movimientos desde la encía hasta la punta de los dientes.

 

Usa enjuague bucal o hilo al menos una vez al día. Esto ayudará a limpiar el espacio entre los dientes.

Recuerda que el enjuague tiene que tener fluoruro o clorhexidina que previenen la formación de bacterias.  Otra recomendación es comer muchos huevos, lácteos y frutas. Si no tienes el calcio suficiente tu bebé consumirá los depósitos de calcio y esto dañará tus dientes y huesos.  Por último, si sientes que tienes mucho dolor o gingivitis, visita tu dentista. Sé que puede ser incomodo estar en la sala de espera y todo, pero en el embarazo tu salud es fundamental. Toda tu salud.

 

Disfruta mucho esta etapa, para cuando te des cuenta ya habrá un nuevo integrante en tu familia 🙂

DEJA UN COMENTARIO

0