M

¿Por qué apestan las mañanas a las carreras?

Incluso siendo soltera me acuerdo que detestaba cuando se me hacía tarde para ir a trabajar o la escuela. Me gusta despertar con tiempo para desayunar en paz y rico.

 

Claro, ahora con los niños, un desayuno tranquilo es todo un milagro, pero ahora también he aprendido a amar la nueva rutina de la mañana.

 

Sin embargo, he ido descubriendo que aún puedo adelantar ciertas tareítas para aliviar la mañana del día siguiente 🙂

 

  • La hora del baño: Yo no me había dado cuenta de esto, pero incluso mi mamá aplicaba esto conmigo cuando era niña. Yo siempre fui de tomar baños en la noche, no en la mañana. Eso me dejaba a mi dormir un poquitito más y a mis papás preocuparse por una cosa menos en la mañana. Lo recomiendo ampliamente.

 

  • Uniformes: Claro, esta es un clásico. Organizar los uniformes del día en la mañana un día antes, te ahorrará más tiempo del que crees. Ahora, alguna vez leí en internet sobre una persona que organizaba TODOS los uniformes DE LA SEMANA. Yo personalmente no lo hago 😛 pero no suena nada mal. Los dejaba marcados para que sus hijos, después del mini pleito para levantarse, ya supieran donde estaban sus uniformes y pudieran vestirse.
  • El lunch: Un cambio en la rutina puede ser el de limpiar las loncheras tan pronto los niños lleguen de la escuela, llenarlas nuevamente y al refri. Lo que cuesta trabajo de esto es hacerlo un hábito, pero yo sinceramente prefiero esto a tener que hacerlo cada mañana y estar más estresada por esto. Además, haciéndolo de esta forma, a mí me ha dado más control sobre la comida que comen, a diferencia de andar a las carreras y terminar dándoles dinero para papitas y refrescos.
  • La tarea: Justo después de merendar, es hora de hacer la tarea en mi casa. Obviamente el horario puede variar dependiendo de tu estilo de vida, pero te recomiendo que si tengas uno lo más fijo que se pueda. Y recuerda, lo importante aquí es asegurarse que después de hacerla, los niños no salgan disparados a jugar o ver la tele, primero hay que asegurarse que guarden todo en su mochila para que YA esté lista para el día siguiente 🙂
  • TU ropa: Ok, este puede ser el más difícil porque a diferencia de los demás. Si al igual que yo te conflictúas muchísimo con que ponerte, esto puede presentar un reto antes de dormir, pero sólo necesitas fuerza de voluntad y al día siguiente, creer en la decisión que tomaste y créeme, no sabes cuánto tiempo me ha ahorrado poder hacer esto.

Son sólo 5 consejos muy básicos, pero si puedes incorporarlos a tu rutina, muy pronto estarás disfrutando de mañanas mucho más tranquilas 🙂

DEJA UN COMENTARIO

0