M

¿Un baño de agua caliente en el embarazo?

Como muchas mamás han comentado, vamos a hablar ahora sí más en profundidad de uno de los mitos más sonados durante el embarazo.

 

El baño caliente.

 

Una de las ideas más comunes es que un baño caliente durante el embarazo puede ser peligroso.

 

Como muchas no somos científicas y nos ponemos un poco preocuponas, con toda su justa razón, tendemos a veces a estar muy temerosas y evitar ciertas cosas como esta.

 

Pero ¿Qué dicen los doctores?

 

La medicina en general dice que no hay mayor problema al tomar un baño caliente si se toman medidas adecuadas.

 

Primero que nada, un baño caliente, pero muy muy caliente, si puede ser algo malo para nuestro bebé. El consenso es que nunca se supere una temperatura de 37.7 grados.

Más allá de esta temperatura puede dañar las células de tu bebé y hacerte daño a la piel

 

Pero ¿quién va a medir esto?

 

Lo mejor es escuchar a tu cuerpo. A mí me encantaba darme un baño como si pusiera a hervir algo, es decir, ardiendo.

 

La verdad es que exageraba, era un placer para mí, pero exageraba.

 

Lo que recomiendan hacer es simple. Puedes, por ejemplo, si te vas a meter a una tina, sumergir el pie primero. Si tienes que hacerlo poco a poco, entonces el agua está muy caliente.

Si está agradable desde el principio, entonces no hay problema.

 

Lo mismo sucede con las yemas de los dedos y etc.

 

Y sí, esta es una técnica del “tanteo”. Pero de lo que en verdad se trata, es de generar tu propio sentido común. Al principio yo creía que estas técnicas eran una tontería porque son muy subjetivas, pero en realidad, me di cuenta que solamente estaba queriendo seguir haciendo algo que me gustaba que de repente ya no podía.

 

Pero solo pensar en mi bebé, me ayudó a dejar de ser tan obstinada y poner más atención. Hoy me baño perfecto con agua caliente, pero mucho menos que antes.

 

Así que, en resumen, no tengas miedo, claro que puedes bañarte con agua caliente, pero se consciente, no es tan difícil.

DEJA UN COMENTARIO

0